Adenoma hipófisario

La incidencia anual de los adenomas hipofisarios varía de 2 a 7 casos / 100.000 personas/año. Representan entre el 10-15% de todos los tumores intracraneales. Son más frecuentes en mujeres, y entre la tercera y sexta década de la vida.

La mayoría de los adenomas de hipófisis suelen ser benignos y presentan un bajo grado de crecimiento. Generalmente los pequeños adenomas los encontramos confinados a la silla turca, si bien no es infrecuente encontrar estos tumores de pequeño y mediano tamaño infiltrando el seno cavernoso. Por otra parte tenemos los adenomas invasivos que tienen un curso más agresivo con una tendencia a crecer rápidamente y a invadir estructuras como las arterias carótidas o los nervios ópticos (Figura 1).

Los adenomas de hipófisis pueden manifestarse por compresión de estructuras vecinas como los nervios ópticos (pérdida progresiva de visión) o bien por lesionar la propia hipófisis (déficit hormonal: disminución de la líbido sexual o impotencia). Otras manifestaciones se deben al aumento de la producción hormonal dando lugar a enfermedades como la acromegalia o la enfermedad de Cushing.

La primera línea de tratamiento en los tumores de hipófisis es la cirugía a excepción de los prolactinomas cuyo tratamiento es médico. En estos últimos, la cirugía se reserva para casos en que no hay respuesta a tratamiento médico, tumores con déficit visual o pacientes que no toleran los efectos secundarios de dicho tratamiento. Es conocido que los resultados en cirugía de hipófisis están directamente relacionados con la experiencia y formación del neurocirujano dedicado a este campo. Por consenso, se considera que para que un neurocirujano tenga experiencia en hipófisis debe haber realizado al menos 100 intervenciones quirúrgicas hipofisarias y, después realizar un mínimo de 25 intervenciones al año.

Nuestro grupo es pionero en la utilización de las técnicas endoscópicas para el tratamiento de estos tumores, habiendo realizado más de 150 procedimientos endoscópicos (Video Clip 1).

En la Figura 2, Figura 3 y Figura 4 se explica la técnica quirúrgica.