Angiofibroma

El angiofibroma juvenil nasofaríngeo es probablemente una malformación vascular . Se diagnostica típicamente en la adolescencia en pacientes masculinos entre los 14 y 25 años de edad. Es un tumor benigno que crece inicialmente en la nasofaringe (Figure 1).

Progresivamente va comprimiendo las estructuras vecinas pudiendo alcanzar mejilla a través del seno maxilar y la base del cráneo. Los pacientes presentan dolor, obstrucción unilateral nasal y epistaxis recidivante. Las pruebas de imagen son necesarias para determinar la extensión. Dentro de ellas se destaca la TC, la RMN (Figura 2) y la arteriografía, siendo esta última indispensable para concoer y bloquear (embolización) el aporte vascular del tumor.

La cirugía endoscópica constituye una autentica alternativa a la cirugía abierta de este tumor (Video Clip 1) (Video Clip 2) y en los ultimos años se han intervenido mas de una veintena de casos, algunos de ellos avanzados, por vía endoscópica.